Qué hacer frente a la soledad (consejos de una psicóloga)

Lisanne van Marrewijk
Revisado por la psicóloga Emma White
illustratie van vrouw die alleen is
Aunque no sea lo más agradable del mundo, es completamente normal sentir soledad de vez en cuando. Al igual que sentimos cansancio cuando hemos consumido demasiada energía, la soledad nos sobreviene cuando no tenemos compañía o cuando no sentimos un vinculo con los demás.

“Los sentimientos de soledad pueden resultar muy desagradables. Sin embargo, recuerda que todas las emociones, por incómodas que sean, nos dan información muy valiosa y nos sirven como guía. Lo importante es cómo las gestionamos” – nos explica la psicóloga Emma White.

 

¿Por qué siento soledad?

 

La palabra «soledad» suele conjurar una mezcla de ideas y sentimientos. Pero ¿qué significa exactamente?

 

En los diccionarios, la soledad suele describirse como «ausencia de compañía». «Pero eso no es exactamente lo que significa ni la única causa de que alguien sienta soledad», explica Emma.

 

«La soledad consiste en no sentir un vínculo con otras personas. Por eso, puedes experimentarla aun cuando te rodeen muchas personas si no sientes una conexión con ellas», explica la psicóloga. «Una persona que siente soledad añora un vínculo emocional con los demás».

 

Además de esta soledad emocional, también existe la soledad social, provocada por la falta de contacto social en general. También podemos distinguir la soledad existencial: la sensación de no saber adónde perteneces o cuál es el sentido de la vida.

 

¿Alguna vez te has preguntado lo que es para ti la soledad y cómo te hace sentir?

 

Sea cual sea el tipo de soledad, debes saber que todo el mundo la experimenta en algún momento y que eso no tiene nada de malo. Después de todo, no se puede tener una relación íntima y constante con todas las personas. De todas formas, ese sentimiento suele diluirse después de cierto tiempo.

La soledad es más común de lo que la gente cree. Un estudio realizado entre diciembre de 2021 y febrero de 2022, descubrió que 3,3 millones de personas que vivían Gran Bretaña sufrían soledad crónica (o experimentaban una soledad constante).

 

Debes saber que no eres la única persona que se siente de esa forma, y ese hecho de por sí ya resulta reconfortante.

¿Qué ocurre si sientes soledad de continuo?

 

A veces, esos sentimientos de soledad pueden ser persistentes y tener un efecto sobre tus pensamientos, tu ánimo y tu capacidad de funcionamiento. Pero eso no quiere decir que tengas que aguantarte y vivir con ellos.

 

Dado que las causas de la soledad son variadas y que la sensación que provoca es diferente en cada persona, la manera de sobreponerse a los sentimientos asociados a ella también es distinta. Emma te ofrece algunos consejos:

 

Habla de ello

 

Hablar de tus sentimientos es uno de los pasos más importantes que puedes dar. Te ayuda a liberar parte de la tensión que, de otra manera, reprimirías, y hace que sea más fácil gestionar tus pensamientos, emociones y preocupaciones.

 

¿Sientes soledad? Habla de ello con alguien con quien tengas confianza. Puede ser un familiar, un compañero de trabajo con el que te lleves bien, alguien del barrio o un psicólogo.

 

¿Crees que no hay nadie con quien puedas hablar ahora mismo? Tienes la opción de grabar una nota de voz en tu teléfono.

Siempre puedes borrar el archivo después, pero es un alivio hablar de cómo te sientes sin restricciones. En cualquier caso, te recomendamos que hables con alguien cuando tengas oportunidad.

 

Anota tus pensamientos e ideas

 

Además de hablar con otras personas, es útil anotar tus pensamientos e ideas. Escribir es una forma de procesar tus emociones y de aclarar tus pensamientos.



Además, si te cuesta abrirte a los demás, anotar tus pensamientos antes de contárselos a otra persona te ayudará, pues los entenderás mejor y te será más fácil compartirlos.

 

Reflexiona sobre lo qué es para ti un buen vínculo

 

También es útil reflexionar sobre lo que consideras un buen vínculo. ¿Qué sentimiento te provoca? ¿Cuándo sientes que tienes una conexión con las personas que te rodean? ¿Qué tipo de situaciones son, con quién estás y cómo se genera?

 

Piensa en lo que puedes aprender de estas situaciones a la hora de buscar esa conexión de manera activa, ya sea con tu interior o con otras personas.

 

Al reflexionar sobre el significado de vínculo, sabrás mejor qué te hace falta para no sentir tanta soledad. ¿Quieres tener más contacto con otras personas o simplemente abrirte más y profundizar en las relaciones que ya tienes?

 

Lleva una vida activa

 

Hacer ejercicio no es solo bueno para tu salud física y mental, sino que también es la forma perfecta de conocer a personas con intereses similares. Busca un deporte (nuevo) que parezca divertido y haz una clase de prueba.

 

También puedes usar esa oportunidad para conectar de forma más profunda con alguien que ya conozcas. Pregúntale a otra persona si les apetece asistir a una clase de ejercicios contigo o dar un paseo semanal. Al hacerlo, no solo os animareis a hacer ejercicio mutuamente, sino que también mejorará vuestro vínculo.

 

Di «sí»

 

Cuando sientes soledad, puede que (inconscientemente) empieces a decir que no a cosas que te parece que no te van a gustar o que no te animes a hacerlas.

 

No te sabotees de esta forma: intenta decir «sí» más a menudo. Decir «sí» hará que hagas más cosas y que tengas más oportunidades de estar rodeado de otras personas.

 

Acepta la falta de compañía

 

Aceptar tus sentimientos e interiorizarlos también ayuda. Aprende a pasártelo bien sin compañía. Piensa en ti como en el mejor de los amigos e invítate a salir.

 

Haz algo entretenido, ya sea sentarte a leer un libro en una cafetería, o ir al cine o a un museo. No siempre tienes que estar con otra persona para pasártelo bien. Puede que la soledad te resulte más divertida de lo que pensabas. 

 

Cuando no tengas compañía, hazte esta pregunta: ¿cómo puedo darme lo que otras personas me dan para crear esa sensación de vínculo?

 

Céntrate en las cosas que quieres cambiar

 

Por suerte, hay muchas cosas que puedes cambiar en lo referente a la soledad, como muestran todos estos consejos. Aprende a admitir que la sufres y pasa a la acción buscando a gente, participando en actividades y abriéndote a los demás.

 

No obstante, intenta evitar centrarte en las cosas que no puedes cambiar. Céntrate en ti y en lo que necesitas ahora mismo.

 

Sentir soledad es humano

 

La soledad es humana y no es algo necesariamente malo. «Si te invade un sentimiento de soledad, tómalo como un recordatorio de que debes retomar el contacto social, conocer a personas nuevas o profundizar en tus vínculos familiares y amistosos», dice Emma.

 

Tus sentimientos están ahí para decirte lo que necesitas. ¿Qué intentan decirte esos sentimientos de soledad?

 

Por supuesto, siempre puedes hablar de ello con un profesional. Un psicólogo te ayudará a descubrir de dónde vienen tus sentimientos y cómo puedes superar tu soledad. No hace falta que pases por ello sin ayuda.

 

Ah, y prueba con esto: Meditación matutina para llenarte de energía positiva (10 min)