Guía sobre autoconfianza y autoestima

2 May ‘23
6 min
Autoconfianza
Redacción OpenUp
Revisado por psicólogo/a Judith Klenter
La autoconfianza y la autoestima tienen una gran influencia en nuestra vida. La forma en que nos percibimos a nosotros mismos y nos relacionamos con el mundo que nos rodea puede tener un profundo efecto en nuestro estado emocional y en nuestra capacidad para afrontar los retos de la vida. 

 

Cuando tenemos una imagen positiva de nosotros mismos, creemos en nuestras capacidades para sortear obstáculos y nos sentimos merecedores de reconocimiento y respeto, lo que conduce a una mejor calidad de vida. Por el contrario, nuestro bienestar emocional se verá afectado cuando dudemos constantemente de nosotros mismos y de nuestra valía.

 

¿Qué son la autoconfianza y la autoestima?

 

Aunque estos términos se utilizan a menudo indistintamente, es importante conocer las diferencias entre ellos. 

 

La autoconfianza es la piedra angular del éxito. Es la creencia en uno mismo que permite a una persona asumir riesgos y probar cosas nuevas. La psicóloga Judith Klenter comparte la siguiente definición:

 

 “La autoconfianza es la forma en que te sientes respecto a tus habilidades, capacidades y comportamiento. Se relaciona con nuestro grado de confianza en nuestras propias capacidades para hacer frente a los retos y “relacionarnos con el mundo con éxito'”.

 

La autoestima es igualmente importante para ayudarnos a llevar una vida feliz y plena. Una persona con una autoestima alta acepta sus defectos y debilidades y se siente merecedora de amor y respeto, capaz de establecer relaciones sanas, mantener una actitud positiva y alcanzar el éxito.

 

En pocas palabras, la autoestima está relacionada con la percepción que uno tiene de su propia valía, y la confianza en uno mismo está relacionada con la confianza que uno tiene en sus propias habilidades y en su capacidad para conseguir cosas. Estos dos términos suelen ir de la mano. La autoestima puede influir en la autoconfianza y viceversa. Tener niveles saludables tanto de autoestima como de confianza en uno mismo hará que nuestra vida sea mucho más agradable y, en última instancia, nos conducirá a una vida más sana.

Rasgos clave: ¿tienes niveles sanos de autoestima y autoconfianza?

Según Brianna Gilmartin, hay algunas formas sencillas de saber si tienes una autoestima sana. Algunos ejemplos son:

 

  • Mantener una actitud positiva ante la vida, estando dispuesto a crecer y a aprender de los retos y los errores;
  • Considerarte igual a los demás;
  • Expresar tus necesidades con facilidad y decir “no” cuando sea necesario;
  • Ser consciente de tus puntos fuertes y débiles y aceptarlos;

 

Por otra parte, algunos signos que pueden indicar bajos niveles de autoestima pueden ser:

 

  • Creer que los demás son mejores que tú;
  • Tener dificultades para expresar las propias necesidades y problemas para establecer límites;
  • Experimentar miedo y dudas sobre uno mismo con frecuencia;

 

En cuanto a la autoconfianza, puede manifestarse de las siguientes maneras:

 

  • Estableces límites de forma asertiva, priorizas tus necesidades y dices “no” cuando es necesario;
  • Tomas decisiones con confianza y asumes riesgos calculados con la expectativa de obtener resultados positivos;

 

Al igual que ocurre con la autoestima, la falta de autoconfianza también puede identificarse con las siguientes características:

 

  • Dificultad para aceptar cumplidos;
  • Dar prioridad a las necesidades de los demás antes que a las nuestras;
  • Tener pocas expectativas sobre nuestras capacidades y dudar a la hora de emprender proyectos;
  • Dificultad para mantener relaciones sanas y evitar situaciones sociales que puedan parecer desafiantes;

¿Te identificas con algunas de las características mencionadas? Esperemos que puedas responder “Sí, soy yo” al leer algunos de los rasgos de las personas con altos niveles de autoestima o autoconfianza. Si no es así, no hay por qué preocuparse, ¡ambos se pueden mejorar! 

 

Es cierto que la genética y las experiencias influyen en la personalidad de las personas, pero es importante tener en cuenta que la autoconfianza y la autoestima no son rasgos fijos. Pueden desarrollarse y mejorarse mediante la práctica y el auto diálogo positivo, por ejemplo, centrándose en los propios puntos fuertes y logros, en lugar de obsesionarse con los defectos o las carencias. Requiere tiempo y esfuerzo, pero la recompensa merece la pena.

 

Antes de ofrecerte algunos consejos prácticos sobre cómo mejorar tu autoestima, veamos cómo pueden afectar a distintas áreas de nuestra vida.

 

El impacto positivo de la autoconfianza y la autoestima

 

En el bienestar mental

 

La autoconfianza es un componente esencial de nuestro bienestar mental. Las personas con una buena autoestima y confianza en sí mismas suelen tener una visión más positiva de la vida. Además, también están mejor preparadas para afrontar los retos de la vida y alcanzar sus objetivos.

 

Varios estudios han demostrado que existe una estrecha relación entre la confianza en uno mismo y el bienestar mental positivo. Estar libre de dudas sobre uno mismo, del miedo y de la ansiedad conduce a niveles más bajos de estrés y, en consecuencia, a más energía y motivación para seguir adelante con nuestras vidas.

 

En el trabajo

 

Tener confianza en uno mismo es crucial en el lugar de trabajo, ya que te permite asumir riesgos y evaluar áreas de mejora, lo que puede ayudarte a crecer como empleado. Cuando los empleados carecen de confianza en sí mismos, pueden dudar a la hora de compartir sus ideas o hablar de sus preocupaciones con sus supervisores, ofrecer opiniones y pedir ayuda.

 

También puede afectar a las creencias de los empleados sobre su capacidad para completar tareas que cumplan las expectativas de rendimiento, lo que en última instancia determina cómo ven su valor para la empresa. Los que tienen mucha confianza en sí mismos suelen tener mejores relaciones con sus compañeros, afrontan mejor los retos y se sienten más realizados en su trabajo.

 

Además, la autoconfianza estimula la creatividad del equipo, fomentando un entorno de innovación y colaboración. Cuando los miembros del equipo se sienten cómodos expresando sus pensamientos y personalidades, es más probable que estén contentos en sus puestos actuales.

 

En las relaciones

 

Las personas que tienen confianza en sí mismas suelen tener relaciones más sanas con los demás. Esto se debe a que son más capaces de expresarse, establecer límites y expresar sus necesidades con eficacia, lo cual suele mejorar la comunicación, la confianza y la intimidad en las relaciones.

 

La confianza en uno mismo también puede ayudarnos a cultivar relaciones positivas y a atraer a personas afines, porque cuando creemos que somos dignos de amor y respeto, estaremos más inclinados a expresar nuestros sentimientos y a buscar conexiones más sanas. Esto hará que nos sintamos más satisfechos en nuestras relaciones y puede ayudarnos a desarrollar estilos de apego más sanos.

 

👉 Más información: Guía para mejorar tus relaciones desde la psicología.

 

Consejos prácticos para mejorar nuestra autoconfianza y autoestima

 

  • Practica la conversación positiva: Sé consciente de cómo te hablas a ti mismo. El diálogo interno es muy poderoso para construir vías neuronales que determinan la autopercepción. Presta atención a cómo te hablas a ti mismo y sé intencionado con tus palabras, como si estuvieras hablando con un amigo. 

 

  • Reconoce tus logros y puntos fuertes: Haz una lista de 5 cosas de tu vida en las que tienes éxito (aficiones, habilidades, talentos, etc.). Tómate tiempo para apreciar todo lo que haces bien.

 

  • Fíjate objetivos realistas y alcanzables. Al completar tareas con éxito, aumentará tu autoconfianza. Puedes empezar por lo más pequeño que sea necesario e ir aumentando a partir de ahí: por ejemplo, ducharte, contestar a 3 correos electrónicos, dar un pequeño paseo, etc.

 

  • Siéntelo en tu cuerpo: La psicóloga Amy Cuddy y otros investigadores han estudiado el efecto positivo de las posturas corporales que comunican seguridad sobre nuestra mente y nuestras hormonas. Así que: pon los pies en el suelo, echa los hombros hacia atrás y mantén la cabeza alta. 

 

  • Busca asesoramiento y apoyo: Construir nuestra autoconfianza y autoestima puede ser complicado. Si crees que necesitas ayuda en este ámbito, ¡no dudes en pedirla!

 

  • Lleva un registro de tus éxitos respondiendo regularmente a estas preguntas: ¿qué es lo que has hecho bien recientemente? ¿Qué hiciste para conseguirlo? ¿Qué dice esto de ti?

 

  • Celebra tus victorias: ¿has recibido un nuevo ascenso? ¡Encuentra una forma de celebrarlo! (por ejemplo, celebrando con los compañeros al final de la jornada laboral, cenando con amigos, regalándote un capricho…).

¿Cómo te podemos ayudar en OpenUp?

Spaces

Sesiones grupales interactivas y masterclases para compartir tus experiencias y aprender consejos prácticos.

Reserva Space
Sesiones 1:1

Acceso fácil a sesiones online y chats con psicólogos certificados, cuando y donde quieras.

Reserva una sesión
Recursos de autoayuda

Cursos online y materiales de auto-cuidado para fortalecer tu salud mental a tu propio ritmo.

Ve más